Seventh-Day Adventist Church

Colegio Adventista Bethel Calle 17 No. 22 - Entrada principal. Teléfono: (097)8820858. Saravena, Arauca. COLOMBIA.

Menu

Quiénes somos

Filosofía Institucional

La filosofía de la educación adventista es Cristo - céntrica la cual reconoce  a Dios  creador  y sustentador de todo el conocimiento  y sabiduría siendo la educación adventista un medio  a través del cual  los seres humanos restablecen  su relación original con Dios y donde el hogar,  la escuela y la iglesia  buscan  actuar de manera  unificada  a fin de que los estudiantes  se preparen para ser  ciudadanos responsables en este mundo y en el venidero.

El fin de esta es ayudar a los estudiantes a alcanzar  su máximo potencial y a cumplir el propósito que Dios tiene para su vida.

Esto se logrará promoviendo el desarrollo equilibrado de todo el ser. (Espiritual, físico, social e intelectual). Un currículo equilibrado fomentará el desarrollo integral  de la vida y todas las áreas  de estudio  serán examinadas desde una cosmovisión  bíblica. Al fomentar una vida  de fe en Dios y respeto por la dignidad  de cada ser humano. Se cristaliza la disciplina  como  un desarrollo  de auto control  y no como represión.   También promueve una actitud de servicio al prójimo. Motivado por   el amor  en lugar de la ambición egoísta.

Todos estos conceptos  reunidos  deben  llevar  a la comunidad  institucional a concientizarse del poder redentor  de la Educación Adventista.             


¿Por qué adventistas?

La palabra adventista forma parte de nuestra razón social porque esta institución pertenece al sistema mundial de educación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día el cual sirve a la Iglesia y a la comunidad en general.


Misión

Orientado  por la misión y la visión de la Unión Colombiana del Norte y en respuesta a las necesidades educativas  de la Iglesia ASD y de la comunidad sarareña, el Colegio Adventista Bethel  (COAB),  declara como su misión:

Glorificar a Dios bajo la influencia del Espíritu Santo y guiar a cada miembro de la comunidad  educativa del Colegio Adventista Bethel, a una experiencia de aprendizaje físico, intelectual y espiritual que lo capacite como un agente de servicio a la sociedad.

La misión se trabajará a través de:  (a) un indeclinable compromiso  con la filosofía  de la educación cristiana  ASD,  (b)  una educación de alta calidad,  (c)  altos niveles de competitividad y servicio, (d)  un sistema administrativo y un liderazgo eficiente (f) la utilización sabia de los recursos del sistema, (h) un sólido sistema de evaluación.


Visión

Orientado  por la misión y la visión de la Unión Colombiana del Norte  y en respuesta  a las necesidades educativas  de la Iglesia ASD y de la comunidad sarareña, el Colegio Adventista Bethel  (COAB),  declara como su Visión:

Para el año 2020, la institución será la alternativa líder en formación integral en todos los niveles de enseñanza y trabajará para que cada miembro de la comunidad del COLEGIO ADVENTISTA BETHEL este preparado física, intelectual y espiritualmente para servir a la sociedad.

Principios

1. Amor.

2. Fe.

3. Honestidad.

4. Tolerancia.

5. Veracidad.

6. Respeto. 

Perfiles del Colegio Adventista Bethel

En concordancia con los principios ideológicos del PEI, los perfiles de la Institución tendrán como fundamento, los principios, valores y los criterios establecidos en las Sagradas Escrituras. Distribuidos de la siguiente forma:

Perfil institucional

El Colegio Adventista Bethel, como institución cristiana, posee características que son propias de una institución de su naturaleza; estas características son complementadas por una identidad filosófica y misional propia que se traduce en una propuesta educativa que la distingue de las demás instituciones educativas de su entorno.
Las características fundamentales del perfil de la Institución son:

Una sólida filosofía educativa que define una actitud particular ante la educación y sus problemas, los propósitos y objetivos por lograr y los métodos por los cuales se han de alcanzar. Este concepto de la filosofía de la educación impacta en el perfil del docente, los programas de estudio, las actividades espirituales, la vida social y los aspectos administrativos y financieros de la institución.

Un fuerte programa espiritual generador de un ambiente cristiano, que trasciende a toda la comunidad académica, fomentando la comunión con Dios y la práctica de valores cristianos que propenden por la sana convivencia y el servicio a los demás.

Un perfil académico que, basado en la filosofía cristiana ASD y orientado a aportar solución a las necesidades de la comunidad, procure el desarrollo intelectual a través de la reflexión, el análisis, la sana confrontación para la construcción de conceptos y prácticas que contribuyan a la formación intelectual del estudiante.

Un plan de estudios en el cual se refleje el  claro compromiso con la calidad educativa, en la formación de personas que cuenten con un enfoque integral,  tengan conceptos y habilidades académicas para ingresar a la educación superior a la vez que se ubica adecuadamente en su entorno social.

Una concepción clara del mensaje de salud cristiano y estrategias que contribuyan al desarrollo de un concepto y de unas prácticas que promuevan el desarrollo físico adecuado en el marco de los principios y valores cristianos.

Una proyección social orientada hacia las expectativas y necesidades de la comunidad, con el fin enriquecer la labor educativa.

Perfil del docente

El Colegio Adventista Bethel considera que su personal docente cumple un papel primordial en el logro de la misión, la visión y los objetivos institucionales. Por ello hace esfuerzos para que su personal se identifique plenamente con su filosofía y la vivencie en su accionar diario.

Por lo anterior, el perfil del docente se concreta en cuatro componentes principales:

Componente cristiano: El docente debe mantener una preocupación constante por lograr un conocimiento personal y una adecuada relación con Dios; un anhelo creciente por reflejar el carácter de Cristo a través de un compromiso personal con la vivencia de principios y valores cristianos; el desarrollo de un estilo de vida que le permita ser un modelo para sus estudiantes; y un líder comprometido con el servicio a los demás.

Componente institucional: El docente debe revelar un conocimiento de la filosofía adventista educativa, la misión, los objetivos institucionales y el programa integral de la Institución; y en consecuencia, desarrollar un compromiso para que los principios y políticas que se presentan, sean asimilados por los alumnos a través de métodos y estrategias que les permitan observarlos y vivenciarlos de manera permanente en la práctica educativa.

Componente profesional: El docente debe ser un experto en la disciplina del conocimiento en la que se desempeña; mantenerse actualizado con los descubrimientos, avances e innovaciones tecnológicas propias de su campo, así como las metodologías, estrategias y formas de trabajar dicho conocimiento; realizar una Integración entre teoría y práctica. Y desarrollar un trabajo intelectual permanente que le permita producir conocimiento e interactuar con otras comunidades científicas.

Componente pedagógico: El docente debe manifestar conocimiento, habilidades y actitudes para desarrollar de manera exitosa el proceso educativo; practicar la enseñanza por modelamiento; integrar la fe en la enseñanza y el aprendizaje; instrumentar su actividad pedagógica con tecnología que facilite y optimice el proceso educativo; poseer una actitud investigativa que le permita incursionar en nuevos campos del conocimiento y de la praxis; y aplicar nuevas y más eficientes estrategias de aprendizaje.

Perfil del egresado

El egresado del Colegio Adventista Bethel es el puente entre la filosofía institucional y las necesidades de la comunidad.

El egresado, al recibir un titulo académico de educación formal se constituye en elemento articulador del quehacer educativo y las expectativas y necesidades de la comunidad.

Por lo tanto, se espera que el egresado se identifique con la filosofía, misión, la visión y los objetivos institucionales.

El perfil de egreso del Colegio Adventista Bethel debe, entre otras, tener las siguientes características:

Una sólida formación cristiana: Quien egrese del Colegio Adventista Bethel debe ser una persona íntegra, con ideales fundados en principios y valores cristianos, con capacidad para servirle a la sociedad utilizando los conocimientos adquiridos y aplicando los principios recibidos en su Alma Máter, de tal forma que muestre a través de su propia vida los beneficios de mantener una significativa relación con Dios.

Competencias académicas: El egresado del Colegio Adventista Bethel es una persona de excelencia que tendrá competencias cognitivas e intelectuales que le permiten el ingreso exitoso a la educación superior y su adaptación adecuada y provechosa al entorno social.

Atención personal y preocupación por su salud: En ocasión de su egreso del Colegio Adventista Bethel, el estudiante reconocerá la importancia de cuidar su salud física, mental, espiritual y social que le ayudan a desarrollar un mejor estilo de vida.

Un compromiso con el servicio: Al salir del Colegio Adventista Bethel, el egresado reconocerá en cada ser humano una criatura formada a imagen de Dios y alguien por quien Cristo murió. Por lo tanto, desarrollará una labor social enfocada en el servicio a los demás, que se refleje en la forma como se relaciona con otros en el campo familiar, educativo y social; y en la participación de actividades orientadas a ayudar a los más necesitados

Perfil del educando

El estudiante del Colegio Adventista Bethel debe reunir un conjunto de características personales que desarrollará durante su formación en la Institución, tales como: 

Manifestar  en su vida familiar, social, educativa y laboral altos ideales fundamentados en los principios impartidos por la institución, que lo conducen a ser una persona íntegra y lista para demostrar a su comunidad un servicio social abnegado como el de Jesucristo.  Permitiendo que Jesús sea quien oriente su mente,  pensamientos y actos, considerando el trabajo como un don de Dios, digno y fuente de felicidad y desarrollo.

Reconocer que su cuerpo y mente deben ser cuidados y se preocupa  por desarrollar un estilo de vida que incluye la sana alimentación, hábitos de higiene, el ejercicio físico, la recreación y el descanso, ayudando a  que su cuerpo sea un verdadero templo del Espíritu Santo.

Contribuye con su esfuerzo y comportamiento a mantener en alto el buen nombre de la institución.